Sé diferente y triunfarás sobre la competencia


“UN PRODUCTO NACE, CRECE Y DESAPARECE, UNA MARCA PUEDE PERDURAR EN EL TIEMPO”.

Todos hemos escuchado que es importante diferenciar a tu empresa. Pero, ¿es realmente importante? Y si es así, ¿Cómo lo haces? ¿Qué es exactamente la diferenciación de marca, de todos modos?


Todas son preguntas críticas y merecen una atención especial. Vamos a instalarnos y desempaquetar todo lo que necesitas saber sobre la diferenciación para tu marca.

Antes de pensar en vender tu producto al cliente, lo primero que debes hacer es venderte a ti mismo.


¿Qué quiere decir esto?












Muchas veces no sabemos cuál es el verdadero diferenciador de tu producto contra la competencia.

Y solemos pensar que el servicio de calidad es un buen diferenciador.

Frases como “para nuestra empresa el cliente es lo más importante”, “cuidamos lo que hacemos”, “el cliente es primero”, “ofrecemos servicio, calidad y rapidez”, o “servicio 100% profesional”, las encontramos en miles de sitios web, presentaciones y aplicaciones publicitarias de todo tipo.

Estas frases que pueden comunicar lo que todos comunican, te mantienen inmerso como un diminuto arroz adentro de un saco de veinte kilos.

Y seamos sinceros, nadie nunca te va a decir: “la verdad es que mi servicio es pésimo y descuidamos lo que hacemos”.

¿Cómo crear un diferenciador único?

Un diferenciador funciona como distintivo particular, y al usarse correctamente podemos resaltar del resto.

Otro punto importante es que solo debes elegir un diferenciador, aunque creas que tienes miles para aventar a la competencia, siempre es mejor comunicar una sola cosa que mil.











Pero…


¿Qué pasa si realmente solo tengo más de un diferenciador?


Si realmente es muy difícil escoger el diferenciador más importante de tu producto, debes recordar algo: “El cliente siempre tiene la razón”.


Acudir al cliente es justo y necesario, ya que puedes preguntarles cuál fue la razón por la cuál te eligieron a ti o a tu producto sobre la competencia.


¡Y ahí tendrás la respuesta!


¿Y si no encuentro ningún diferenciador?


Muchos productos por su naturaleza son difíciles más no imposibles de encontrarles alguna diferencia, pero debes ir más allá, no debes quedarte con lo obvio.


Un claro ejemplo es el del agua mineral Ciel.


Es complicado tratar de diferenciar una agua mineral con otra de la competencia, pero como no tenían uno decidieron inventarlo y volverlo real.


Ahora todos los anuncios de Ciel dicen “Las burbujas que duran más” y desde ese momento todos comenzaron a consumir Ciel porque le duran más las burbujas.


Pese a que a Ciel se le ocurriera, nadie había considerado al comprar un agua mineral que la adquiría por la duración de las burbujas.


Lo que significa que una característica que nadie tomó en cuenta para consumir, Ciel la inventó.












Por último pero no menos importante, esto es lo que debes considerar para tu diferenciador:

  • Debe ser algo que absolutamente nadie más tenga.

  • Solo debe ser uno.

  • Debes ser fácil de comunicar.

  • Debe estar basado en tu cliente.

Y así lograrás resaltar de un mar lleno de competidores, sin tener que cambiar tus campañas, objetivos ni tu web.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo