¿Tu campaña no vende?


Seguramente que has pasado por esto, todo el mundo te dijo que con una campaña en Facebook Ads y Google Ads ibas a vender millones y no tendrías preocupación alguna.











Así que sin más ni más, creaste tu primer campaña, invertiste un poco de dinero y pusiste a ver netflix mientras dabas refresh a la app de tu banco.


Pasó un día, una semana, un mes y seguías esperanzado de que tu campaña funcionaría, pero no fue así.


La culpa de que no vendas nada es de tu campaña, así que entras y modificas todo lo posible para que funcione.


Si tienes una agencia, la cambias porque definitivamente no te funciona esa.


Si contraste a alguien en tu empresa, lo despides de inmediato.


Le das refresh a la campaña con nuevo personal, nueva agencia, nuevas esperanzas.


¿Y qué crees?...


¡Sigues sin vender!












Entonces piensas, algo sucede con la página, ¡Claro, la página!


El programador hizo algo mal, ese debe ser el problema, así que corriges tu página, cambias de agencia, despides a tu personal y here we go again.


(Repetir historia hasta morir o quedes pobre, lo que pase primero).













La clave del éxito


Tu estrategia de marketing digital debe ser de la siguiente manera:




Lo más importante es tu producto, después tu sitio y al final tu campaña.


Si estos elementos están bien hechos, ahora si venderás millones.



Tu campaña


Es parte fundamental de la estrategia de marketing digital, sin embargo de las últimas preocupaciones que debes de tener, es lo último que debes hacer y que mejorarás.


Puedes tener un buen producto, un buen sitio y una campaña mediocre y aún así lograrías vender.


Tal vez no como quisieras, pero tendrías ventas.


Queda claro que es el elemento que menos peso tiene, pero por alguna extraña razón que aún no resuelve la ciencia, es a lo primero que sueles echarle la culpa.



Tu sitio


Ni aunque nike te haga tu campaña podrías vender si tienes una página mal hecha.


Las campañas no venden, lo que hacen es generar tráfico o llevar a las personas que son altamente relevantes para tu producto.


La página o sitio es el que vende.


Es el segundo elemento con más importancia para tu estrategia.


Aunque muchas veces utilices más recursos para tu campaña... y eso está pésimo.










Por supuesto que es lo segundo que culpas cuando no tienes ventas.


Y aunque usted no lo crea, si tienes un muy buen producto, puedes tener ventas pese a tener una página y una campaña mediocre.



TU PRODUCTO


Este es el que nos interesa


Es definitivamente el elemento más importante de tu estrategia.


La base de la pirámide


La creme de la creme


Tener un buen producto definirá realmente si vendes o no.


Pero casualmente, es al último que le echas la culpa. Aunque debería ser al primero.


Pero es que a tu producto no le ves nada malo, y por supuesto que no, tú lo creaste, así que estás perdidamente enamorado de él.


¡No tiene defectos!

















Es momento de ver todos los defectos. Porque la verdad es que un mal producto nunca se venderá de manera sustentable.


Ni aunque tengas la página más cool y la mejor campaña de la historia universal.


Debes analizar tu producto objetivamente, y si lo mejoras, todo mejorará como por arte de magia.


Y es que seamos sinceros, la mayoría de los emprendedores pasan más tiempo creando sus páginas y sus campañas, del que deberían en sus productos.


Si no estás vendiendo, recuerda, la culpa principal la tiene tu producto, después la página y al último tu campaña. ¡No al revés!


Cambia el switch y bienvenido a la realidad.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo